En un cambio sísmico para el fútbol europeo, la temporada 2023-24 de la Liga de Campeones de la se presenta sin el poderío estelar de y , dos titanes que han levantado colectivamente el trofeo en nueve ocasiones. Por primera vez en 20 años, Messi, que ahora deslumbra a los aficionados en el con el Inter de Miami, y Ronaldo, que prosigue su racha goleadora con el Al-Nassr de Arabia Saudí, estarán ausentes del gran escenario del torneo. Su ausencia marca el fin de una era y una profunda transformación para la competición que han dominado durante dos décadas.

Cristiano Ronaldo, de adolescente sensacional a el señor de la “Champions”

Cristiano Ronaldo hizo su aparición inaugural en la Liga de Campeones de la UEFA el 14 de agosto de 2002, jugando para el Sporting de Lisboa en un partido de clasificación contra el Inter de Milán. Aunque el Sporting no llegaría lejos aquella temporada, este momento marcó el inicio de la carrera legendaria de Ronaldo en el fútbol europeo.

La influencia de Ronaldo en la Liga de Campeones es inmesurable, tanto en títulos como en cifras. Ha sido una figura transformadora en la competición, con un récord de cinco campeonatos: empezó con el Manchester United en 2008 y luego ganó cuatro con el Real Madrid en 2014, 2016, 2017 y 2018. Además, su capacidad goleadora es inigualable: con 140 , Ronaldo es el máximo goleador de la historia de la Liga de Campeones. No soprende que, también tiene el récord de goles en una campaña de la Liga de Campeones, con 17 goles.

En la actualidad, Ronaldo prosigue su carrera prolífica en el Al-Nassr de Arabia Saudí, dejando la Liga de Campeones sin su emblemática presencia por primera vez en más de dos décadas. Su ausencia no sólo significa el final de una era, sino que anuncia un nuevo capítulo lleno de imprevisibilidad para un torneo al que sus extraordinarios logros han dado una forma espectacular.

19 años del debut de Messi en la Liga de Campeones con el Barcelona

El 7 de diciembre de 2004, un joven Lionel Messi saltó al campo contra el Shakhtar Donetsk para debutar en la UEFA Liga de Campeones. En aquella época, el Barcelona sólo tenía una corona europea en su haber. Nadie se imaginaba que se trataba de la génesis de una era (liderada por un genio del fútbol) que redefiniría el estatus del Barcelona en el fútbol europeo.

La influencia de Messi se convirtió en una fuerza transformadora a partir de aquel trascendental partido en Ucrania. Su cautivador regate, visión de juego y capacidad goleadora llevaron al Barcelona a conquistar cuatro trofeos de la Liga de Campeones en 2006, 2009, 2011 y 2015. Antes de Messi, los catalanes sólo habían conseguido un título de este tipo; con él, se convirtieron en un gigante europeo. Messi ocupa el segundo puesto, por detrás de Cristiano Ronaldo, en la lista de goleadores históricos de la Liga de Campeones. Sin embargo, es el máximo goleador de la fase de grupos del torneo con 78 goles, cinco más que CR7.

Mientras Messi sigue cautivando al público de la MLS con el Inter de Miami, la Liga de Campeones se embarca en su primera temporada sin su argentino luminario en casi dos décadas. Su ausencia cierra un capítulo trascendental en la historia del torneo y anuncia un era de incertidumbre y transformación para la Liga de Campeones, una competición marcada para siempre por la contribución sin parangón de Messi.

JugadorObjetivosPartidos jugados en la UCLTrofeos de la UCL ganados
Cristiano Ronaldo1401755
Lionel Messi1231494

Foto: Twitter/cfcjanty